Toma de Decisiones Gerenciales

El proceso de toma de decisiones constituye una gran importancia en el grupo empresarial, pues, de este, se define el futuro de una organización o empresa. Para tomar una decisión existen diferentes métodos para que logres elegir entre las alternativas, la mejor.

Un buen proceso de toma de decisiones significa que te tomas el tiempo para procesar y analizar todas las alternativas que tienes a tu alrededor. En este artículo te diremos más acerca de la toma de decisiones gerenciales.

¿Qué es la toma de decisiones gerenciales?

La toma de decisiones gerenciales implica una alta responsabilidad para cualquiera, en especial, para los directores o gerentes. Sobre ellos recae todo el peso de elegir la mejor decisión entre las diferentes alternativas. Estas decisiones son el motor de los negocios y en ellas redundará mayores o menores ganancias.

Los administradores de la empresa deben elegir entre diferentes opciones ya analizadas y decidir el rumbo de la empresa. Puede que se les haga más difícil o más fácil, esto, según sea el problema, si es nuevo o ya lo habían manejado antes. La persona que toma la decisión debe estar en un entorno informativo y completamente racional.

Características de las decisiones gerenciales

Estas características son las que definen la toma de decisiones gerenciales:

  • Análisis de objetivo: tanto en el ámbito gerencial como en el personal, es importante que el encargado de la toma de decisiones tenga claro hacia donde se dirige. Establecer objetivos desde la imparcialidad y tomando en cuenta situaciones que se presentaron en el pasado será una excelente manera de iniciar el proceso.
  • Claridad: Los objetivos deben estar fijados lo más claro posible para resolver las situaciones o problemas que se han presentado. Solo de esta manera la gerencia o dirección podrá lograr el éxito en la toma de una decisión.
  • Impacto: el impacto de una decisión se mide en si esta tiene consecuencias a largo o corto plazo sobre la empresa u organización y en la escala de daños o beneficios que pueda producir. En caso de que afecte en gran manera a la empresa se le conocen como decisiones de alto impacto por lo que suelen ser trascendentes. Por el contrario, las decisiones de bajo impacto no generan grandes cambios en la empresa y no trasciende.  
  • Periodicidad: como su nombre lo indican, son aquellas decisiones que la empresa, organización o gerencia toman con frecuencia. Es decir, son aquellas decisiones de carácter regular y predeterminado, se pueden tomar diariamente o una vez cada cierto tiempo.
  • Reversibilidad: en el proceso de toma de decisiones es importante tener en cuenta si la elección escogida tiene posibilidades de dar vuelta a tras o no. Evaluar las consecuencias que traerá consigo y si es posible cambiarlos una vez ejecutada la decisión. De no ser así, se debe tener mucho cuidado al momento de tomar una decisión definitiva.
  • Actores: aquí se toman en cuenta los o el individuo involucrado en el proceso de toma de decisiones. Estos actores pueden llevar a cabo la decisión de modo individual o grupal.
  • Efectos futuros: esto determina si una decisión influye sobre la empresa u organización a largo o corto plazo. Los efectos futuros son las consecuencias que pueden crear un alto impacto o corto impacto después de haber ejecutado una decisión.

Elementos y proceso en la toma de decisiones gerenciales

Elementos

La toma de decisiones gerenciales se basa en cinco elementos:

  • Información: esta se recoge para saber los pros y los contras de cada alternativa.
  • Conocimientos: las personas pueden utilizar los conocimientos sobre el tema para tomar la mejor alternativa.
  • Experiencia: cuando un individuo resuelve un problema, ya sea por sus resultados buenos o malos, adquirirá experiencia que lo ayudará a abordar problemas futuros.
  • Análisis: debe tenerse un método particular para estudiar y analizar todas las opciones y alternativas.
  • Juicio: con el juicio se toman decisiones basadas en la información que se tenga presente, ya sea, el conocimiento o experiencia previa. Junto a estos y el análisis, la toma de decisiones será más acertada y precisa.

Proceso

     El proceso de la toma de decisión suele tener siete pasos:

  • Identificar el problema: define claramente tu problema. Si no sabes cuál será tu problema o lo que has elegido es demasiado amplio; antes de poder tomar una decisión quitarás esa posibilidad. Hazlo específico para que puedas alcanzar tu objetivo.
  • Reúne información relevante: ya identificado el problema, deberás hacer una nueva investigación que te permita saber qué éxitos y fracasos ha tenido tu empresa con relación a este problema. También puedes buscar estudios de fuentes externas para ver las posibilidades. Pero recuerda, no debes llenarte de información redundante.
  • Identificar las alternativas: ya que tienes la información lista, es hora de ver cuáles son tus alternativas de decisión, generalmente hay más de una.
  • Busca evidencias: Ya identificadas las alternativas, debes observar los pros y contras de cada una. Puedes buscar lo que empresas anteriores han hecho y ver las ganancias que han sacado.
  • Elegir alguna alternativa: Con todos los datos ya reunidos podrás tomar la decisión correcta, pues ya sabrás los caminos a seguir después de la decisión.
  • Toma medidas: Debes desarrollar un proyecto que apoye y haga tangible la decisión tomada, hacer un plan para que el objetivo sea alcanzado.
  • Revisa tu decisión: Después de un período de tiempo determinado, deberás observar si se han cumplido los objetivos. Si es así toma lo que te funcionó y guárdalo como información para un futuro. Si no es así, aprende de ello y comienza nuevamente.

Importancia de la toma de decisiones gerenciales

La toma de decisiones gerenciales es muy importante para el correcto desarrollo de una empresa u organización. El crecimiento o quiebre de estas dependen únicamente de las elecciones y negocios ejecutados por la dirección. Los beneficios o declives son a causa de estas decisiones, así como el dinero que ingrese o salga.

Por tal motivo, es de suma importancia que sean evaluados, analizados y considerados cada uno de los problemas o situaciones que puedan presentarse. Asimismo, sus posibles soluciones, es necesario valorarlas con detenimiento.

De igual manera, es importante conocer cada proceso en la toma de decisiones, pues de esta manera se llegará a una conclusión de manera ordenada y eficiente. Recuerda, estas trazarán el camino y el futuro de la empresa u organización. Tener los objetivos claros y hacer una buena elección de las herramientas a utilizar será indispensable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *