Tipos de roles que se desempeñan en un equipo de trabajo

Los proyectos necesitan de personas con alto conocimiento para sacarlos adelante. A pesar que existen diferentes necesidades que pueda requerir un proyecto, cada uno de los integrantes deberá cumplir responsabilidades dentro de un equipo de trabajo que les permitan tener una organización y productividad en el desarrollo del equipo.

Los roles, son aquellos papeles que cada integrante se hace cargo por cumplir en el mismo departamento, organización o equipo de trabajo. Cada integrante cumplirá una serie de tareas que aporte a un objetivo o meta en común con los demás integrantes.

Diferenciar cada uno de los roles e identificar los roles que existen, hace posible dividirlos en diferentes compromisos para trabajar en equipo. Donde cada persona sabrá lo que debe realizar y cómo desempeñarse dentro del equipo.

Los roles de los integrantes de un equipo de trabajo que se encuentren bien definidos, hace posible repetir funciones de otra persona dentro del equipo. Estos roles hacen cohesión entre cada uno de los miembros, permiten que cada uno se centre en las actividades que le compete y de las partes implicadas.

Tipos de roles en un equipo de trabajo

Los 9 roles de trabajo en equipo que se presentan a continuación, están basados en el comportamiento y fue el Dr. Meredith Belbin, quien desarrolló esta teoría.

Rol Investigador de recursos. Su aporte es la implementación de nuevos conocimientos obtenidos a través de investigaciones fuera de la empresa. Están dotados de una buena habilidad de comunicación, construyen una red de contactos para la búsqueda de oportunidades.

Rol Cohesionador. Crea la unión entre los miembros del equipo, funge como un puente para la solución de conflictos. Realiza para que las partes involucradas hagan cohesión hacia una misma dirección.

Se caracteriza por ser perceptivo, sabe escuchar impidiendo el enfrentamiento y es diplomático.

Rol Coordinador. Aunque no cumple con el papel de líder, puede delegar funciones, coordinar los esfuerzos para alcanzar las metas. Alienta a los integrantes a dar lo mejor de ellos y permanecer unidos en las tareas.

En ocasiones puede, parecer deslindarse de sus funciones delegando las funciones integrantes del mismo equipo.

Rol Cerebro. Es quien genera las ideas en la organización, su creatividad le hace ser la fuente de la innovación con capacidad de resolver problemas con gran dificultad. Es constante con la presentación de ideas, evitando que las empresas se estanquen y opten por el avance de la misma.

Rol Monitor evaluador. Su pensamiento esta basado en la lógica, se encarga de evaluar las ideas y sugerencias que se recibe, dando como resultado aquellos beneficios que traería tras la implementación, así como aquellas desventajas que trae consigo. En ocasiones la respuesta, puede parecer tan crítica debido a razones lógicas que sobreponen sus emociones.

Rol Especialista. Su especialidad se centra en un tema específico, se involucra cuando el tema a tocar es de su dominio. Se instruye continuamente aunque siempre dentro de su campo de dominio proporcionando un alto nivel de conocimiento técnico.

Rol Impulsor. La energía que poseen los hace tomar retos, cuentan con la motivación para resolver los problemas que se les plantean. Es quien se encarga de impulsar al equipo, a pesar de la presión u obstáculos que se le pueda presentar, es dinámico  para conseguir los objetivos.

Rol Implementador. Es el encargado de llevar a cabo a través de un plan de trabajo. Corre las ideas para tomar acción sobre el trabajo a realizar. Conoce herramientas tecnológicas para proyectar su trabajo de manera sistemática, confían en él debido a una actitud disciplinada y que siempre llega a la ejecución de un plan.

Rol Finalizador. Dedicado a aquello que se pasa por desapercibido en los procedimientos de trabajo. Se asegura que el resultado, contemple altos estándares para obtener la mejor calidad en el resultado final obtenido.

Roles negativos en un equipo de trabajo

Estos roles no aportan en su mayoría de casos, no aportan cosas positivas y, en su mayoría de casos, es mejor evitarlos. Impiden que haya cohesión en el equipo impidiendo trabajar, unida y creando un ambiente conflictivo y  difícil de trabajar.

Dominante. Interpreta un rol que no le compete, antepone sus ideas como las mejores sin contemplar todas las vertientes. Influye al equipo mediante protagonismo, desmotivación, manipulación que afecta de manera negativa al equipo.

Obstructor. Su postura siempre está a la defensiva de las ideas planteadas, no se abre paso a la aceptación de errores, deslindándose de culpas, brindando información difusivas y con poca iniciativa.

Parasitario. Su trabajo esta marcada por la hora de salida o fin de semana, poca motivación para realizar sus actividades, con desgane para realizar sus tareas que les compete. Huyen constantemente de los compromisos o responsabilidades laborales.

Crítico. Puede aprovecharse, pero la manera de pensar, es buscar las críticas posibles. Mientras que sus resultados para él son perfectos, poniéndose a la defensiva para defender su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *